Modelos de campaña electoral

Lo que propongo es un modelo de marketing político basado no en el candidato ni en el publicista ni en el consultor, sino basado en la psicología política del votante, en el conocimiento científico de la mente humana.


La experiencia muestra 3 modelos básicos de campaña electoral. Sin embargo creo necesario un cuarto modelo que se centre en la psicología del elector y que a partir de allí construya su mayor solidez y su afinada puntería.

Modelo Dinosaurio

Es la campaña electoral al viejo estilo. El eje es el candidato, sus ideas y sus proyectos.
Solo se trata de recorrer el país, hablar en todas partes y aparecer con frecuencia en los medios de comunicación. Enamorado de su discurso, el candidato cree que basta con soltarlo por doquier para que los electores corran a votarlo. Y para la publicidad siempre hay un amigo o un compañero político que algo sabe de eso. Además es simple: solo se trata de mostrarlo y de hacerlo oir. Apenas los más audaces agregan algún toque de ingenio o un juego de palabras que suene bien.

Modelo Tecnocrático

Es la campaña electoral aggiornada, que busca deliberadamente ponerse al día. El eje es la emisión del mensaje, su calidad técnica, incluso su perfección.
Publicidad hecha por especialistas destacados, excepcional trabajo de cámaras, locutores de primer nivel, esteticismo puro. Y un candidato impecable, con el traje justo, la corbata justa y la sonrisa también justa. Aquí reinan las formas, la exterioridad, el buen gusto, inclusive lo light. Algunos anuncios coquetean con el arte, y hasta pueden abrir puertas en festivales publicitarios.

Modelo Consultor

Es la campaña electoral centrada en el consultor político.
La clave es su experiencia, sus teorías y sus preferencias personales. Aplican en todas y cada de las campañas el mismo recetario, el mismo paquete de procedimientos. Algunos se juegan por las campañas en positivo y con propuestas. Otros por el duro ataque y la campaña negativa. Pero cada uno con su librito, su manual propio.
El resultado a veces es bueno, y a veces no. Depende de la brillantez del consultor y del tipo de elección de que se trate.

Modelo Elector

Es la campaña electoral fundamentada en la psicologia politica del elector. El eje para planificar la campaña no es ni el propio candidato ni tampoco deleitar con el mensaje. El eje está en el receptor del mensaje, en el ciudadano que va a votar, en el complejo territorio de su psicología. La mente es el campo de batalla. Sobre ella hay que operar.


--------------------------------------------------------------------
Para recibir nuevos artículos de psicología política en tu mail, no te olvides de suscribirte aquí.
--------------------------------------------------------------------

Sitio de psicología política, marketing político y campañas electorales del consultor político Daniel Eskibel. Desarrollado con Free CSS Templates Pimped for blogger by Blogger Templates